Mas de 10 millones de pulseras terapeuticas vendidas en el mundo desde 1959
Español  English  Français  Portugues 

CATEGORÍAS:

CENTRO DE INFORMACIÓN:

SERVICIO AL CLIENTE:

TIPOS DE PAGOS ACEPTADOS

ENVIOS GRATIS

DISTRIBUIDORES

Cuidado y mantenimiento de la Puslera

 

Limpieza del interior de la pulsera

Es muy importante limpiar el interior de la pulsera para prevenir una acumulación de suciedad que podría provocar irritaciones o erupciones cutáneas a causa de la obstrucción de los poros. Puede utilizarse el paño de limpieza Sabona o un estropajo suave para eliminar cualquier resto de suciedad acumulada. Sin embargo no debe usarse estropajo para la limpieza de la cara externa de la pulsera.

Limpieza de la cara externa de la pulsera

Debe tratarse a la pulsera Sabona como si de cualquier pieza de joyería se tratara. Si se trata de una pulsera bañada en oro, únicamente deberá mantenerla libre de polvo para conservar su brillo natural. Las pulseras que no están bañadas en oro necesitan cuidados más frecuentes, ya que el cobre tiende a oxidarse y perder el brillo si no se limpia con un paño de joyería regularmente.

Como ocurre con el resto de piezas de joyería, es posible –si bien no muy común-  que la pulsera cause dermatitis al contacto con la piel. Si esto sigue ocurriendo después de limpiar cuidadosamente la pulsera, deje de llevarla. La pulsera está recubierta en su parte exterior de una fina capa de laca que le otorga un aspecto brillante y atractivo. Sin embargo, esta capa desprenderse al contacto prolongado con la piel.

Sabona ofrece la posibilidad de adquirir un paño de limpieza que deja la pulsera limpia y brillante. Por favor, póngase en contacto con nosotros para más información.

Ajuste de la pulsera a la muñeca

Deslice la pulsera en su muñeca por la parte más estrecha, ensanchando la abertura todo lo que sea necesario. Desplace la pulsera hasta la altura donde quiera llevarla y, una vez allí, coloque la mano (es preferible que no esté fría) sobre la pulsera y presione cuanto sea necesario hasta que la pulsera ajuste perfectamente en la muñeca. Esta operación debe realizarse con sumo cuidado. Del mismo modo, debe tener cuidado cada vez que se ponga o se quite la pulsera, ejerciendo poca presión para evitar dañar su estructura.

Sustitución de la pulsera

La pulsera deberá sustituirse periódicamente, dado que el cobre que contiene se disuelve con el tiempo. Se recomienda que la pulsera se sustituya cada dos o tres años.

Para más información, comuníquese con nuestro departamento de Atención al Cliente
Tel: 93 531 8932 – E-mail: info@sabona.com.es

 

Powered by WebAsyst Shop-Script