Mas de 10 millones de pulseras terapeuticas vendidas en el mundo desde 1959
Español  English  Français  Portugues 

CATEGORÍAS:

CENTRO DE INFORMACIÓN:

SERVICIO AL CLIENTE:

TIPOS DE PAGOS ACEPTADOS

ENVIOS GRATIS

DISTRIBUIDORES

La saludable atracción de los imanes

Revista NATURA
Por Dr. Miguel Angel del Corral


Desde hace ya miles de años, los beneficios de los imanes en el cuerpo humano son más que conocidos. Hoy en día, gracias a los avances en investigación es posible aprovecharse de ellos con un gesto tan simple como el de colocarse una pulsera.

El espacio en que un imán hace sentir su influencia se denomina campo magnético y fue estudiado por Faraday espolvoreando limaduras de hierro sobre un papel colocado encima de un imán.

La exposición al campo magnético de la tierra desempeña un papel esencial en nuestra salud, un hecho demostrado claramente cuando los primeros astronautas volvieron enfermos a la tierra con pérdidas de densidad ósea. Su enfermedad pronto fue atribuida a una carencia del magnetismo en el espacio exterior y el problema fue resuelto posteriormente cuando la NASA colocó imanes permanentes en sus trajes y naves espaciales.

Según estudios realizados en EE.UU. y Rusia, la exposición a los campos magnéticos terrestres produce trastornos neurológicos y ciertas radiaciones electromagnéticas pueden interferir en los impulsos nerviosos.
Los resultados de estos trabajos de investigación demuestran que el metabolismo y el potencial de hidrógeno de los seres vivos son afectados por los campos magnéticos.

El campo magnético de la Tierra que está afectando permanentemente a todos los humanos, se modifica localmente con frecuencia, debido a las explosiones solares, el movimiento de la Luna y las tormentas eléctricas.
 
Todo esto tiende a modificar el comportamiento del cuerpo humano, el cuál gracias a su función homeostática o de autocontrol reacciona para restablecer y conservar el estado de balance dinámico entre la mente, masa anatómica, composición, metabolismo, funciones y energía, pero cuando se rebasan ciertos límites, la homeostasis no es capaz de restablecer el equilibrio y entonces, se presenta la enfermedad.

Otro hecho comprobado es que el campo magnético provoca un retraso en el crecimiento celular. Un ejemplo de ello: las camas donde dormimos tienen que tener el cabezal orientado hacia el norte y los pies de la cama hacia el sur, así estaremos en la línea con el campo magnético terrestre y con ello evitaremos enfermedades de tipo nervioso.

Por tal razón las pulseras magnéticas son una buena alternativa terapéutica para contrarrestar lo efectos nocivos de los continuos bombardeos radiactivos que nos invaden del medio ambiente ya que su función es la de regularizar la polaridad del ser humano y mantener estables sus niveles energéticos.

Pero para entender cómo los imanes funcionan para mejorar nuestra salud y entre otros muchos beneficios aprender cómo actúa para aliviar el dolor, puede ayudar al contemplar cómo los mecanismos del dolor actúan en el cuerpo. El dolor se transmite a lo largo de las células del nervio como señal eléctrica. Mientras que está quieto, el nervio tiene una carga pequeña alrededor - de 70 milivoltios. Una señal del dolor despolariza una célula. Los imanes aparecen levantar la despolarización, en efecto, bloqueando el dolor. Además, la capacidad del nervio de enviar la señal de dolor es retardada por el campo magnético de los imanes. Estos fenómenos magnéticos basados en imanes pueden ayudar a calmar los dolores en todo el cuerpo.

Efecto de los imanes

La acción de los campos magnéticos de los imanes también afectan de una manera positiva a la circulación de la sangre, que contiene hemoglobina y hierro (la sangre es de color rojo debido al hierro) al atraer y repeler las partículas de hierro cargadas en la sangre, creando movimiento y calor. Sin el hierro no hay energía, y sin energía se detienen el latido del corazón y la respiración, por lo que el hierro es esencial para la vida.

Los campos magnéticos producidos por los imanes de una pulsera magnética provocan una pequeña corriente eléctrica leve debajo de la piel, lo suficientemente fuerte como para causar efectos biológicos como son: aumento del flujo sanguíneo mejorando la hipertensión arterial por el efecto vasodilatador, con lo cual reduce su viscosidad y mejora la tensión arterial, disminuye el colesterol y las grasas de la sangre y mejora la capacidad de transportar oxígeno facilitando la recuperación y mantenimiento de la salud.

Magnetoterapia

Otra manera de obtener beneficio a través de la aplicación de imanes aparte de las pulseras magnéticas es a través de la Magnetoterapia.

La magnetoterapia constituye un tratamiento sencillo y rápidamente eficaz en numerosos problemas patológicos en los que intervienen de forma prominente, los dolores y contracciones que como sabemos, se encuentran frecuentemente en la práctica cotidiana de la medicina.

Es un método de tratamiento basado en el influjo de las ondas magnéticas sobre el organismo. La capacidad que tiene el imán de atraer el hierro a distancia hizo pensar que podría tener la misma fuerza para atraer o absorber las fuerzas que producen la enfermedad. Hoy el resultado está muy claro: se ha comprobado la actuación de la magnetoterapia general sobre cultivos de tejidos y órganos que actúan normalizando su funcionalidad; por lo tanto, está indicada en el restablecimiento de numerosos estados patológicos. Sin embargo el magnetismo no es exclusivo de los imanes. Existen personas con propiedades en su cerebro que transmiten a sus manos una buena distribución de los canales de energía. En el organismo es sinónimo de salud, pero una alteración o bloqueo en los conductos de energía en él, es sinónimo de enfermedad.
 
 
Contraindicaciones y beneficios

No debe aplicarse durante el embarazo, debido a posibles alteraciones o efectos mutágenos en las primeras fases del embrión. Tampoco debe usarse en pacientes con marcapasos, por posibles alteraciones de su ritmo, ni en los portadores de válvulas cardíacas de tipo metálico, por producir cargas estáticas eléctricas y un aumento de la agregación de las plaquetas con el consiguiente riesgo de sufrir una trombosis. También es desaconsejable su utilización ante úlceras sangrantes.


Condiciones que han encontrado alivio con el uso de una Pulsera Magnética
 

  • Artritis
  • Dolor de espalda
  • Fatiga Crónica
  • Fibromialgia
  • Insomnio
  • Migrañas
  • Mala Circulación
  • Bursitis
  • Problemas de columna







volver a Artículos Educativos

Powered by WebAsyst Shop-Script