Mas de 10 millones de pulseras terapeuticas vendidas en el mundo desde 1959
Español  English  Français  Portugues 

CATEGORÍAS:

CENTRO DE INFORMACIÓN:

SERVICIO AL CLIENTE:

TIPOS DE PAGOS ACEPTADOS

ENVIOS GRATIS

DISTRIBUIDORES

Los iones negativos y sus beneficios para la salud


Dolores de cabeza, irritabilidad, disminución de la actividad sexual, todo ello puede tener su origen en la cantidad y calidad de iones que tenga el aire que nos rodea.

Aire sanoLos seres humanos, al igual que todos los seres vivos, estamos bajo la influencia de la electricidad atmosférica, y sobre todo de los iones, unas moléculas invisibles pero de las que parece depender nuestra resistencia física y estado de ánimo. Por más invisible que sea el aire, como toda materia, está formado por átomos. Al romperse el equilibrio entre dos de los componentes de un átomo (protones y electrones) se producen los iones. Si un átomo pierde un electrón se convierte en un ión negativo; cuando lo gana se crea un ión positivo.

Paradójicamente, en este caso, lo de positivo y negativo se contradice, pues numerosas investigaciones científicas realizadas durante el pasado siglo han confirmado que una dosis de iones positivos es perjudicial para los seres vivos, mientras que un exceso de iones negativos es saludable. Así, estudios realizados en la Universidad de California con cereales y vegetales pusieron de manifiesto que en una atmósfera pobre en iones las plantas enfermaban, mientras que si eran expuestas a una lluvia de iones negativos crecían más rápidamente de lo normal. A su vez, otros experimentos llevados a cabo en Rusia con ratas, cerdos y conejos demostraron que, en una atmósfera sin iones, los animales enfermaban y llegaban a morir en pocos días.

Hoy día, la medicina moderna ha ido incorporando el tratamiento de iones negativos en la lucha contra múltiples enfermedades. Y en numerosos hospitales, existen salas de ionoterapia que funcionan bajo control médico. En estos sitios se utilizan generadores artificiales de iones negativos. Sin embargo, nada como la propia naturaleza como una fuente permanente de este tipo de iones por lo que la mejor terapia es frecuentar el aire libre, los ríos, bosques y playas.

Efecto sobre el organismo.

En la actualidad podemos establecer que los iones afectan de este modo al organismo:

 

  • Sistema respiratorio:
    Sistema RespiratorioDado que es la vía principal de absorción de iones, es muy sensible a cualquier alteración del equilibrio iónico. En las mucosas de la tráquea y los bronquios hay unos pequeños cilios o filamentos que vibran constantemente para limpiar el aire que inhalamos y filtrar los gérmenes microscópicos que haya en él. Cuando la atmósfera está cargada de iones negativos, estos cilios mantienen su actividad vibratoria, eliminando las sustancias nocivas (polvo, polen, humo de tabaco, etc). Pero cuando son positivos esta función se altera y nuestro sistema respiratorio reacciona manifestando alergias, asma, bronquitis o, simplemente, sequedad de garganta.


  • Sistema nervioso:
    Sistema NerviosoUn exceso de iones positivos o un déficit de iones negativos causa un aumento en la producción de serotonina, una hormona que poseen todos los mamíferos y cuyo incremento provoca hiperactividad, estrés, agotamiento, insomnio, ansiedad e incluso depresión.- Sistema circulatorio: El incremento de serotonina que se produce ante el aumento de iones positivos, hace que los vasos sanguíneos se contraigan y circule menos sangre a través de ellos, algo que perjudica nuestra salud en general.


  • Actividad sexual:
    Actividad SexualEl predominio de iones negativos estimula la actividad sexual y favorece la fertilidad de hombres y mujeres. La causa fisiológica es que este tipo de iones reducen los niveles de serotonina, la cual produce estrés, el cual suele inhibir la libido y por tanto la   actividad sexual.




  • Piel:
    Piel sanaLos iones negativos mejoran la epidermis al oxigenarla más y por tanto influyen benéficamente sobre alteraciones cutáneas como el acné, la psoriasis, urticaria, quemaduras, etc.

 






volver a Artículos Educativos

 

Powered by WebAsyst Shop-Script