Mas de 10 millones de pulseras terapeuticas vendidas en el mundo desde 1959
Español  English  Français  Portugues 

CATEGORÍAS:

CENTRO DE INFORMACIÓN:

SERVICIO AL CLIENTE:

TIPOS DE PAGOS ACEPTADOS

ENVIOS GRATIS

DISTRIBUIDORES

Centro de información sobre Terapia Magnética


La terapia magnética es utilizada por el Servicio Nacional de Salud Pública del Reino Unido.


¿Qué es la Terapia Magnética?

La terapia magnética es un tratamiento por medio de la aplicación de campos magnéticos (imanes) en forma local o general, su uso puede ser curativo o preventivo y principalmente se emplea para aliviar dolores. La teoría básica es el uso de ondas magnéticas que atraviesan los tejidos, estas llegan a nuestros órganos internos y a nuestro sistema circulatorio, equilibrando la energía general del cuerpo y logrando una activación de las funciones orgánicas naturales de éste.

Tiene la ventaja de ser autoaplicable, no invasiva y sin efectos secundarios. Se ha observado que mediante la terapia magnética muchas personas encuentran una solución a dolencias que no habían podido sanar por largo tiempo, adicionalmente se logra regular el metabolismo del organismo así como el potencial de hidrógeno.

Entre los principales beneficios se destaca el incremento de la circulación, energizando y oxigenando la sangre, lo que a su vez, estimula el proceso natural de sanación del cuerpo. Su amplio rango de aplicaciones abarca tratamiento para la artritis, daños al sistema nervioso, síndrome del túnel carpiano, dolores por fracturas y las tan comunes y molestas jaquecas. Recientemente en las últimas conferencias, se han presentado progresos en el tratamiento de la fibromialgia y en el desorden del déficit atencional, inclusive esta terapia ha sido exitosa tratando los síntomas del estrés. 




Flujo sanguineo normal Flujo sanguineo con magnetoterápia
Flujo normal Flujo con magnetoterapia

Historia de la Magnetoterapia

Los imanes fueron utilizados con fines terapéuticos en China desde el año 2000 antes de Cristo. Cuenta la leyenda que Cleopatra usaba una pulsera magnética para preservar su juventud y belleza. Paracelso, el famoso médico alemán, William Gilbert, médico personal de Isabel I de Inglaterra, como Franz J. Mesmer en el siglo 18 trataron con éxito el dolor de gota, calambres y trastornos nerviosos con la magnetoterapia. Mozart estaba tan entusiasmado sobre los éxitos terapéuticos de Mesmer que se refiere al efecto beneficioso de los imanes en su ópera "Cosi fan Tutti". (Despina canta: "Este es el imán, la piedra magnética, que se originó en Alemania y se hizo tan famoso en Francia.").

Con el advenimiento de la medicina moderna (aspirina, antibióticos), este método natural de alivio inicialmente cayó en desuso.

La magnetoterapia fue "redescubierta" en la década de 1950, en Rusia y Japón. La investigación espacial ha puesto de manifiesto lo que ocurre cuando los seres humanos se retiran de la influencia del campo magnético de la tierra por mucho tiempo: los científicos observaron que los cosmonautas rusos sufrieron importantes sintomas de osteoporosis y depresión severa a su regreso a la tierra. Estos fenómenos se han reducido sensiblemente con la incorporación artificial de los campos magnéticos en las naves espaciales y trajes espaciales. Hoy en día cinco millones de estadounidenses - incluyendo a Bill Clinton, Sharon Stone y grandes personalidades de la ciencias, el arte y el deporte han encontrado alivio con la magnetoterapia.

 

¿Cómo alivian el dolor los Imanes?

Los vasos capilares son la clave para entender cómo los imanes alivian el dolor. Los capilares son los reguladores del flujo sanguíneo en todo el cuerpo, siendo estos las extensiones más pequeñas de los vasos sanguíneos, poseen tan finísimas paredes que el oxígeno y la glucosa pueden atravesarlas y llegar hasta las células, al igual que los gases respiratorios, los nutrientes y el resto de las sustancias que transporta la sangre. Asimismo los productos de desecho como el dióxido de carbono, pueden regresar a la sangre para ser eliminados del organismo. El fino tejido sanguíneo se conforma dependiendo de la cantidad de vasos capilares que estén fluyendo; cuando se relajan sus paredes permiten que la sangre fluya más libremente. Al aplicar un campo magnético a nuestra estructura muscular, esta se relaja, logrando así una notable mejora en la circulación sanguínea.

Esto nos ayuda a calmar el dolor por medio de la aceleración en el intercambio de fluidos del tejido dañado, logrando así disminuir la inflamación. Algunos elementos tales como el ácido láctico, que son los responsables mayormente del dolor y la inflamación, son drenados del sistema al hacer más eficientes los procesos vitales en el área afectada. Es como si los procesos naturales del sistema repentinamente se hicieran más eficientes, como si todos los líquidos indeseados fueran limpiados de una sola vez con un chorro de agua. En la mayoría de los casos esta intensificación del metabolismo no sólo elimina el dolor, sino que también estimula al cuerpo en su proceso natural de sanación en forma más rápida, puesto que provee de oxígeno y de otros nutrientes a las células de cada uno de los órganos, acelerando esto progresivamente a medida que el flujo sanguíneo aumenta en cantidad y calidad. Una mejor irrigación trae mayor vitalidad y nutrientes, el O2 inhibe decenas de agentes infecciosos, bacterias (elicobacter pilori), hongos, parásitos y virus.

 

¿Cómo nos afectan los Imanes?

La capacidad de los campos magnéticos de proveer tantos beneficios clínicos, sugiere que su modus operandi es a un nivel muy básico de las funciones celulares. Esto es confirmado por estudios que demuestran que el magnetismo altera la dinámica del calcio, potasio, sodio y de otros iones transportados a través de las membranas celulares, por ende, esto puede tener profundos efectos en el sistema de enzimas esenciales que influyen en la producción energética. Las enzimas son la esencia de la vida; sin ellas no hay funcionamiento orgánico y su disminución funcional es causa de notorio deterioro físico. Aunque son más conocidas por su papel en la descomposición de las comidas, también desempeñan muchas otras funciones, destruyen las toxinas y los radicales libres en el hígado y en la corriente sanguínea, permiten que las vitaminas, los minerales y los aminoácidos se conviertan en bioquímicos vitales en el cuerpo y participan en la producción de la energía, entre otras funciones. Son complejos biológicos clasificado por lo general como catalizadores, aceleran las actividades que sin ellas serían demasiado lentas para ser efectivas. El cuerpo humano cuenta con miles de enzimas diferentes, todas las cuales aceleran la velocidad de las reacciones químicas dentro de cada célula, para que estas puedan realizar sus funciones. Sin las enzimas, el cuerpo no podría sobrevivir.

 

Beneficios de la Terapia Magnética

    • Cuando se aplica un imán en el cuerpo humano, las ondas magnéticas pasan a través de los tejidos y las corrientes secundarias son inducidas. Cuando estas corrientes chocan con ondas magnéticas, que producen impacto calienta sobre los electrones en las células del cuerpo. El impacto calores son muy eficaces para reducir dolores e inflamaciones en los músculos, etc.
    • Movimiento de la hemoglobina en los vasos sanguíneos se acelera, mientras que el calcio y los depósitos de colesterol en la sangre se reducen. Incluso el material no deseado se adhirieron a la parte interna de los vasos sanguíneos, que provocan la hipertensión, disminución de son e hizo desaparecer. La sangre se limpia y la circulación se incrementa. La actividad del corazón y la fatiga y alivia los dolores desaparecen.
    • Funciones de los nervios autónomos están normalizados a fin de que los órganos internos controlados por ellos a recuperar su función.
    • La secreción de hormonas se promueve con el resultado de que el brillo de la piel ganancias, la juventud se conserva y todas las enfermedades debido a la falta de secreción de la hormona se alivian y curan.
    • La sangre y la linfa se activan las circulaciones y, por tanto todas las declaraciones nutricionales son fácilmente andefficiently llevado a cada célula del cuerpo. Esto ayuda en la promoción del metabolismo general.
    • Las ondas magnéticas penetran la piel, los tejidos grasos y los huesos estimulante de los órganos. El resultado es mucho mayor resistencia a las enfermedades.
    • El flujo magnético promueve la salud y provee de energía mediante la eliminación de los trastornos en el, y estimular las funciones de los diversos sistemas del cuerpo, es decir, los sistemas circulatorio, nervioso, respiratorio, digestivo y urinario.
    • El tratamiento magnético obras de reforma, revivir y promover el crecimiento de las células, el rejuvenecimiento de los tejidos del cuerpo, el fortalecimiento y decaído y corpúsculos inactivos y aumentar el número de nuevas células sanguíneas de sonido.
    • Los imanes tienen excepcionales esfuerzos curativos de ciertas quejas, como dolor de muelas, rigidez de hombros y otras articulaciones, dolores e inflamaciones, espondilitis cervical, eczema, asma, así como en los sabañones, las lesiones y heridas.
    • La facultad de auto curativa (homeostasis) del organismo es mejorar y reforzar lo que asegura todos los beneficios mencionados anteriormente. Uno se siente en todo su vigor y puede caminar y trabajar, más, sin sentirse cansado.
    • El tratamiento magnético tiene el efecto de dar energía a todos los sistemas del cuerpo.



Nota:

    Dado que el trabajo imanes en el metabolismo humano principalmente a través de la circulación de la sangre, que contiene hemoglobina y hierro, que serán de interés para exponer la posición del hierro contenido en el cuerpo. El cuerpo humano adulto contiene 4 a 5 gramos de hierro y se puede localizar en todas las partes del cuerpo. La mayoría de los que está presente en la sangre como un componente de la hemoglobina y una pequeña cantidad se mantiene en los músculos y es llamada mioglobina. La función de estos componentes es transportar oxígeno desde los pulmones a los músculos y otras partes. Sin el hierro, no habría energía: y sin energía, los latidos del corazón y la respiración se detenía.

 

¿Es la terapia magnética segura?

Sí, la terapia magnética es muy segura. La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha emitido una declaración oficial que confirme que los campos magnéticos estáticos no presentan riesgos para la salud de ningún tipo. Con su uso adecuado, no se ha reportado complicaciones. 

 

Powered by WebAsyst Shop-Script